Mi Historia

En frente de  Bryggen , la serie de edificios Hanseáticos que forman parte de la UNESCO y que se encuentran en la ciudad de Bergen, Noruega.

En frente de Bryggen, la serie de edificios Hanseáticos que forman parte de la UNESCO y que se encuentran en la ciudad de Bergen, Noruega.

 
 

Comienza la aventura…

En realidad la aventura comenzó a finales del año 2011, cuando llegué a Noruega con las maletas llenas de sueños, expectativas, temores y una insaciable sed de aventura.

La ciudad de Bergen fue la antesala de mi nueva vida: llena de historia, rodeada de siete montañas e inmersa en la magia de los tiempos hanseáticos.

El principal motivo de mi llegada eran mis estudios, un programa de maestría con doble titulación que había comenzado en México y que terminaría en Noruega... con una tésis, muchos amigos nuevos y experiencias inolvidables.

Pero no llegué sola a este país, me acompañaba mi vikingo, un ser sumamente especial, capaz de hacerme reir, de compartir su vida conmigo y de hacerme sentir bienvenida en sus tierras.

Y fué después de dos años que me gradué, uní mi vida a ese vikingo de manera oficial y nos mudamos a otras tierras, cerca de la ciudad del Art Noveau, Ålesund.

Nuestra vida en este lugar es muy tránquila, nos rodea la naturaleza sin pretensiones y con los brazos abiertos, acompañada de los rostros familiares y de las cosas sencillas de la vida.

Casi desde que llegué tenía la idea de crear un blog o un video-blog sobre esta nueva etapa de nuestras vidas, pero por las ocupaciones estudiantiles y el temor que a veces nos acecha me tardé varios años hasta que por fin me decidí a comenzar con esta nueva etapa.

Y esto fue gracias a que consumo en grandes cantidades lo que se crea en YouTube y en otras plataformas, de esta forma encontré muchas fuentes de inspiración que me hicieron recordar mis ideas de crear algo y mi video-blog nació.

Tenía experiencia escribiendo en varios blogs, participando en spots de radio para mi universidad y en concursos de oratoria en la preparatoria pero no en exponer mi cara y mi vida al público de una manera tan abierta, y es por esto que en mis primeros videos no muestro mi cara y mi voz se escucha acartonada y sin personalidad.

Poco a poco mi audiencia ha ido creciéndo y le he ido perdiendo el miedo a todo esto, redescubrí el amor que le tengo a los proyectos creativos y audio-visuales, y comencé a mostrarme un poco más como soy, sin máscaras y sin tantas dudas.

Espero que mi contenido les sea de utilidad, y les agradezco por tomarse el tiempo de leerme.

- Pame Koselig.